Un micrófono abierto y un descuido pusieron al presidente Biden en el centro de un escándalo.

Durante una rueda de prensa convocada en la Casa Blanca para discutir sobre los avances de la situación en Ucrania y la posible amenaza de una invasión rusa, Peter Doocy, el corresponsal de la cadena Fox, cadena de noticias famosa por sus posiciones ultraconservadoras y por servir de escudera del republicano Donald Trump, lanzó una pregunta para provocar al mandatario demócrata, cuyo mandato ha sufrido por los niveles récord de inflación que enfrenta ese país.

El problema es que la pregunta fue lanzada por Doocy cuando ya se había dado por terminada la rueda de prensa y se presumía que ya todos los micrófonos estaban apagados, así que Biden murmuró algo, que pensó que nadie escucharía, pero el micrófono estaba encendido. Las palabras de Biden desataron un escándalo. Esto fue lo que pasó.

La Casa Blanca salió esta tarde a explicar que el presidente Biden llamó por teléfono al periodista agraviado para ofrecerle sus disculpas y decirle que no tenía nada personal en su contra.

Sin embargo, Peter Doocy ha tenido varios choques con representantes del Gobierno Biden por el tipo de preguntas que hace, que en ocasiones parecen direccionadas desde la casa de Donald Trump.

Quién sabe qué murmuró Biden después de que colgó el teléfono.