Hoy, el caso es el del colegio Antonio Reyes Umaña, ubicado en la ciudad de Ibagué.

Este colegio forma parte de las 26 instituciones educativas de la capital del Tolima que serían adecuadas para la jornada única escolar. Para ello, el Ministerio de Educación Nacional firmó un convenio con la Alcaldía por valor de $ 200.000 millones. Se acordó entonces que la ciudad, bajo el mandato del exalcalde de Ibagué Guillermo Alfonso Jaramillo, aportaría $ 60.000 millones.

El convenio se inició en el año 2016; solo uno fue entregado durante esa administración; en los otros se iniciaron las obras, tres fueron terminados; el resto, aún no han sido entregados; entre ellos, está el colegio Antonio Reyes Umaña.

Posteriormente, los recursos fueron manejados por el Fondo de Financiamiento de la Infraestructura Educativa: la entidad firmó un nuevo contrato por $ 6200 millones a la firma GMC Ingenieros S. A. S., pero en mayo de este año, el contratista no siguió adelante con la obra en el colegio y el fondo tuvo que acudir a la póliza de cumplimiento.

Por ahora, se avanza en un proceso licitatorio para buscar un nuevo contratista que termine el colegio, que cuenta con 1438 alumnos, quienes deben asistir a clases a otras sedes o de manera virtual.

¿Y la platica? En este caso, como todos los lunes, ¡voló y voló y voló!