Más de cuatrocientas empresas del sector industrial y comercial dijeron no a la intención del alcalde Enrique Peñalosa de implementar una nueva restricción de seis a ocho de la mañana para el transporte de carga en la calle 13 de Bogotá.

Según advierten los empresarios, esta medida incrementaría hasta en un 39 % los viajes en la calle 13, pues tendrían que movilizar la carga en vehículos de menor capacidad, lo que aumentaría en un 7 % la contaminación en este corredor.

Además,aseguran que se dispararían en un 25 % los costos operacionales y se afectaría el abastecimiento de la capital.
Por eso le piden al alcalde Peñalosa archivar la propuesta que está próxima a entrar en vigencia.

Alcalde, yo hablé con los empresarios del transporte: no es petición, es súplica, y están rezando.