La próxima presidencia de la Cámara le corresponde a Cambio Radical: hoy, eligió su candidato. Será Carlos Cuenca, del Guainía; fue elegido representante con apenas 3682 votos y le propinó hoy soberana derrota a la poderosa casa Char de Barranquilla, que defendía la candidatura de César Lorduy. Cuenca obtuvo el apoyo de 26 de los 27 representantes presentes. Lorduy, ante la inminencia de su derrota, renunció a su aspiración por la falta de respaldo dentro de su partido.

Con la elección de cuenca gana también el exvicepresidente Germán Vargas Lleras, porque logró sacarse un clavo en la pelea que sostiene con los Char, quienes desconocieron su orden de no votar el Plan Nacional de Desarrollo y pusieron los votos decisivos que necesitaba el Gobierno para aprobar esa ley en primer debate.

Es tanta la molestia de Vargas Lleras con sus antiguos aliados y amigos, que apenas fue elegido Cuenca murmuró delante de varios congresistas: «Con esto derrotamos la deslealtad, la corrupción y la mermelada».

Eche, cuando es a peleá’ es a ganá’.