Gustavo Petro tiene cinco hijos propios y un hijastro, y de ellos, por cuestiones de seguridad, cuatro están exiliados en Canadá y Europa.

En Colombia solo permanecen el mayor, Nicolás Petro, diputado del Atlántico, quien tiene 34 años, y Antonella, su hija menor, de solo 12 años. Los otros cuatro están fuera del país: en Canadá vive Andrés, a quien el Gobierno de ese país acaba de concederle el asilo político, tal como lo confirmó Mary Luz Herrán, exesposa de Petro, con este sentido mensaje publicado en su cuenta de Twitter:

«Las primeras lágrimas del año. Acabo de hablar con mi hijo Andrés Gustavo Petro, le han dado el asilo político en Canadá. No sé por qué tiene que ser así. Este país duele y sobre todo tener que aceptar que los hijos se vayan para estar a salvo».

Y en Italia están sus dos hijas Andrea y Sofía, y también en Italia está su hijastro, Nicolás Arbeláez, quien es hijo de la actual esposa del excandidato presidencial, Verónica Alcocer. Además, en Canadá también están exiliadas, desde el año pasado, tras recibir amenazas de muerte, la mamá, Clara, y la hermana, Adriana, de Gustavo Petro

Yo no soy ni petrista ni antipetrista, pero coincido con la exesposa del senador: ¡por qué este país tiene que ser así!