El excontratista Federico Gaviria, recientemente condenado a seis años y siete meses de prisión por los delitos de concierto para delinquir y enriquecimiento ilícito en el escándalo Odebrecht está nuevamente en la mira de la Fiscalía, esta vez, por la falta de veracidad en testimonios que ha entregado a la justicia.

Le puede interesar: Medellín, Bogotá, Barranquilla y Santa Marta, bajo aislamiento obligatorio este fin de semana

Gaviria testificó en el proceso en contra de Otto Bula por el pago de sobornos de Odebrecht; también lanzó acusaciones contra el exalcalde Samuel Moreno por el carrusel de la contratación y en ambos se le ha pedido a la Fiscalía que lo investigue por falta de sustento probatorio en las acusaciones. También acusó al exconcejal Ómar Mejía, por haber recibido dineros para no adelantar debates en contra del entonces alcalde Samuel Moreno por el tema del carrusel de contratos. Ahí la justicia tampoco encontró pruebas y absolvió al exconcejal.

Tanto la Corte Suprema como los jueces del caso Odebrecht han pedido que se investigue a Federico Gaviria, ahora, por falso testimonio, lo que le acarrearía un nuevo proceso y posiblemente una nueva condena.