El expresidente y actual senador Álvaro Uribe se reunió con varios senadores liberales. Según la versión que entregaron varios senadores a un agente 001, intercambiaron opiniones sobre el momento político, pero todos coinciden en que ni Uribe propuso nada ni los senadores pidieron nada. Aparentemente, el expresidente quería conocer en qué terminó la cumbre que el expresidente Gaviria realizó con los 14 senadores electos de su partido. De esa reunión se esperaban hechos que podrían alterar la situación actual de la política. 

¿Qué pasó en esa reunión? Dos cosas fundamentales: una, el expresidente asumió una posición radical frente ala bancada. Dicen que su más rígida expresión fue: «Nadie se va del Partido Liberal».Y dos: los senadores acogieron la orden del jefe del partido; no solo no se van del liberalismo, sino que suspenden los coqueteos que por ahí se advertían.

Uno de los senadores más solicitados por las bancadas para que les revelara los detalles de la reunión liberal con César Gaviriafue Luis Fernando Velasco; lo abordaron Antonio Navarro, de Alianza Verde, Roy Barreras, de la U, y el más sorpresivo interlocutor de Velasco fue el expresidenteÁlvaro Uribe. El expresidente se encontró en la Subsecretaría del Senado con losliberales Luis Fernando Velasco, Lidio García, Jaime Durán y Rodrigo Villalba; Uribe guardó prudente silencio y no hizo comentario alguno.

Esta noche quedó claro que Gaviria logró mantener rigurosamente unida la bancada liberal. Ya lo había hecho con los representantes y ahora lo obtuvo con los senadores. 

¿Saben cuál es la mayor prueba de queGavirialogró mantener unida a la bancada liberal?Que el senador Andrés Cristo, hermano del exministroJuan Fernando Cristo, de pelea con Gaviria, saludó al expresidente de esta manera: «¡Hola jefe!».