La familia presidencial comienza sus despedidas de Palacio y lo está haciendo con reconocimientos a las personas que han acompañado la gestión del presidente Santos desde los puestos de servicio de la Casa de Nariño. Vean ustedes el inesperado, pero sincero homenaje que les rindieron los Santos a los hombres y las mujeres de la cocina de la residencia presidencial. Esteban, el hijo menor del presidente Santos, se vistió como mesero, actuó como mesero y atendió como tal al personal de servicio de la Casa de Nariño. Como ven, no es muy diestro en el oficio de llevar la bandeja en una mano y con la otra atender a los comensales, sin perder el equilibrio de la vajilla.

Pasó uno que otro susto porque estuvo a punto de dejar caer los utensilios, pero pasó la prueba. Bello gesto de Esteban.