¿Ustedes alguna vez han recibido un regalo que no saben qué es ni para qué sirve? Eso le acaba de pasar al saliente subsecretario de Estado para Asuntos Políticos de la Casa Blanca, Thomas Shannon, durante una cena ofrecida en su honor por el embajador de Colombia en Estados Unidos, Camilo Reyes.

En medio de la ceremonia, el embajador Reyes tomó la palabra, agradeció a Shannon el apoyo brindado a Colombia en materia económica para el posconflicto y le entregó un regalo enviado por el presidente Santos. Lo descubrió para exhibirlo públicamente. Shanon no salía de su asombro al observar el enorme regalo y no tenía muy claro para qué lo utilizaría. ¿Era una alfombra? ¿Era una manta? ¿Era una cobija? ¿Era un traje típico? ¿Era un adorno? ¿Era un telar? ¡No, era una superhamaca!

Publicidad

Ante la perplejidad del exfuncionario americano, el embajador reyes explicó que se trataba de una autóctona hamaca colombiana, utilizada para el descanso, y que le servirá mucho en sus ratos libres ahora que deja el servicio diplomático.

Solo faltó que el embajador le cantara para explicarle mejor: «Y llevo una hamaca grande, más grande que el cerro e’Maco, pa’que el subsecretario meciéndose en ella cante», ja, ja, ja, ja.