Sorprendidos están los habitantes del barrio San José, en la localidad de Bosa, en el sur de Bogotá, por cuenta de unas señales de tránsito en inglés, sobre el límite de velocidad.

Bosa es una de las localidades con bajo nivel de escolaridad, y colocar allí señales de tránsito en inglés es un franco despropósito. Un agente 001 indagó sobre este tema en la Secretaría de Movilidad y esta fue la respuesta: «Se evidenció que esta señalización no fue implementada ni aprobada por parte de esa secretaría, pues estas señales no están reguladas. Se enviará comunicación a la Alcaldía Local de Bosa y se efectuarán las acciones necesarias para el retiro de las mismas».

La pregunta es: si la señal de tránsito no la puso la Secretaría de Movilidad, ¿entonces quién fue? Un agente 001 descubrió que fue el colegio campestre bilingüe de Bosa el que la colocó sin autorización.

«This afternoon, the school had to remove the transit signals. My dear students went to school today without any particular indications. They are very, very good students from Bosa. See you tomorrow, have a good night!».

[Esta tarde, el colegio tuvo que remover las señales de tránsito. Mis queridos estudiantes fueron hoy al colegio sin ningún tipo de indicación. Ellos son muy, muy buenos estudiantes de Bosa].