La Alcaldía de Bogotá apeló esta tarde la suspensión del Plan de Ordenamiento Territorial ordenada por el juez quinto administrativo el pasado 14 de junio.

La defensa del POT de Claudia López estará a cargo de un peso pesado: Álvaro Namén, expresidente del Consejo de Estado y quien fue una de las cabezas de la reciente reforma al Código de Procedimiento Administrativo. 

El recurso con el que el Distrito busca tumbar la medida cautelar fue presentado esta tarde ante el Tribunal Administrativo de Cundinamarca. Entre los argumentos que expone el Distrito es que la medida no está sustentada como lo exige la norma, que se usó mal la figura, que el argumento de descontar el término de recusaciones e impedimentos de los 90 días que tiene el Concejo de Bogotá para tomar una decisión sobre el POT conllevaría a discusiones eternas y sin límites, y por lo tanto, que la decisión del juez 5 no tiene fundamento y es equivocada.
Con el POT de Claudia López decretado en diciembre, según el Distrito, se han solicitado cerca de trescientas licencias de construcción que, por ahora, están en el limbo. 

El Tribunal Administrativo de Cundinamarca tendrá 20 días para decidir si mantiene o revoca la suspensión.