La vicepresidente, Marta Lucía Ramírez, tuvo un accidente doméstico y sufrió la fractura de su pelvis.

Lamento profundamente el accidente que sufrió la vicepresidente y le deseo, de corazón, pronta recuperación. El accidente que sufrió hizo pensar a algunos que el cargo de vicepresidente se está convirtiendo en una posición de mala suerte: el primer vicepresidente en los últimos ocho años fue Angelino Garzón; estuvo muy delicado de salud, por un evento cerebrovascular que sufrió. Su sucesor, Germán Vargas Lleras, fue operado de un tumor benigno en la cabeza que lo dejó inmovilizado por varias semanas. Y ahora se produjo el accidente la vicepresidente Ramírez.

Conclusión: si alguno de ustedes se cree con opción de ser vicepresidente del próximo presidente, ¡piénselo!, ¡piénselo! Y a la vicepresidente, Marta Lucía, nuestros deseos por su rápido restablecimiento, para que vuelva pronto a estar frente al cañón.