La Contraloría General reafirmó hoy que la compañía de acueducto Triple A, de la costa, es «ineficiente» en sus controles internos. Además, asegura que hay falta de planeación en la contratación para la prestación del servicio de acueducto en Barranquilla y otras ciudades de la costa Caribe.

La empresa ha estado en medio de la polémica, luego de que se revelara que la compañía estuvo relacionada en el escándalo de sobornos en España de la multinacional Inassa.

 

Lea además: La lucha contra el hambre es el mayor problema que enfrenta Colombia: Banco de Alimentos

 

Por otra parte, la descalificación de la calificadora Fitch a nuestra economía tuvo hoy su efecto dominó: cuatro empresas colombianas representativas por su nombre y por su peso en la economía colombiana también sufrieron las consecuencias de la rebaja de calificaciones sobre Colombia por parte de Fitch Ratings; se trata de Ecopetrol, Interconexión Eléctrica (ISA), Isagén y UNE EPM Telecomunicaciones, empresas que también perdieron el grado de inversión en una decisión que se notificó por parte de la agencia de riesgo esta semana.

Este efecto dominó igualmente recaería sobre otras compañías como Grupo Suramericana y Ocensa, además de entidades como Findeter y la Financiera de Desarrollo Nacional.