Altos funcionarios del Gobierno Santos han expresado molestia por cosas que han dicho funcionarios de este Gobierno sobre el túnel de La Línea.

Por ejemplo: no es verdad que el túnel lo recibió este Gobierno en el 55 %; el funcionamiento del túnel piloto estaba terminado; en el túnel principal, la excavación estaba en el 100 %, el revestimiento estaba en 6,1 kilómetros del total de 8,6 kilómetros, es decir, el 71 %. En agosto de 2018, la obra se entregó con un avance del 89 % y no del 55 %, como han dicho funcionarios. El ajuste de diseños estaba en el 100 %; puentes, 16 de 23; túneles 19 de 23.

En esto de las obras públicas, por el bien de todos, no hay que ser mezquinos. Reconocerles al gobierno Santos y a su ministro de Obras y Transporte, Germán Cardona, todo lo que hicieron para que el túnel sea mañana una realidad, no equivale a ignorar lo que este Gobierno hizo para terminar la obra.

Si las cosas no fueran como son, sino como deberían ser, el Gobierno ha debido invitar al anterior Gobierno a la inauguración, mañana. A Dios lo que es de Dios.