Vean la reacción de un amigo ante una prohibición médica: […].

Vean lo que a veces pasa cuando pasan los años: […]. ¿Tan grave sería el asunto?

Vean la reacción de una muchacha linda cuando oye la palabra sexo: […]. ¡Yo también soy muy devota de Dios!

Está bien que cuiden a sus amigas, pero no tanto. Vean: […]. Pobre amiga.

Y para terminar, ustedes conocen bien las barbaridades que permanentemente dice el señor presidente Maduro, pero qué tal esta: […].

¿Qué tal? Flaco, ¿cuándo vas a hacer lo que dice Maduro? ¡Qué horror de horrores!