El presidente, Iván Duque, envió un mensaje de urgencia al Congreso para el proyecto del representante Ricardo Ferro que busca garantizar que el Gobierno y la empresa privada puedan comprar vacunas para el coronavirus.

La idea es que cuando se produzcan y el Gobierno las adquiera, pueda distribuirlas gratuitamente entre todos los colombianos. La iniciativa contempla el mecanismo de vacunas por impuestos para que la empresa privada pueda deducir de sus impuestos todo lo que inviertan en la adquisición de la vacuna para sus empleados. El problema que hay es que el Congreso se está llenando de mensajes de urgencia del presidente y los parlamentarios no hacen caso. Son varios los proyectos de ley a los cuales duque les ha enviado mensaje de urgencia sin que hasta ahora el Congreso haya acatado la orden del jefe de Estado. Entre otros, tienen mensajes de urgencia el proyecto del nuevo código electoral, el proyecto que ratifica el Acuerdo de Escazú y el proyecto de reforma a la salud.

Ninguna de estas iniciativas ha tenido ni siquiera primer debate y, al contrario, peligra su aprobación. Habrá que pedirle al presidente que no envíe más mensajes de urgencia porque parece que producen un efecto negativo.