La Alcaldía de Bogotá y Asobares lanzaron una nueva estrategia para garantizar la seguridad en las zonas de rumba.

Se trata de una red de cuidado en la que participan la Policía, el Distrito y más de doscientos cincuenta bares y gastrobares de la ciudad. Los establecimientos participantes podrán extender su horario de funcionamiento hasta las 5:00 a. m.

Esta red de cuidado busca, además, hacerles frente a los casos de ciudadanos intoxicados con sustancias en zonas de rumba.