El Consejo de Estado analizó hoy en su Sala Plena la situación jurídica del senador Antanas Mockus. El lío es este: el Consejo de Estado tiene cinco secciones; una de ellas, la Quinta, que trata sobre asuntos electorales, declaró nula su elección, al confirmar que Mockus ejercía la representación de la corporación Corpovisionarios, destinada a asuntos educativos y de cultura ciudadana, cuando se presentó como candidato al Senado. La ley prohíbe que se realicen contrataciones con esas corporaciones, hasta un año antes de elecciones… y Corpovisionarios lo hizo. Por eso, la Sección Quinta anuló su elección, pero Mockus interpuso una tutela que falló la Sección Primera del mismo Consejo de Estado, alegando que el fallo de la Sección Quinta anulaba su derecho a elegir y ser elegido. En consecuencia, la tutela tumbó el fallo de la Sección Quinta. Ante semejante embrollo, el asunto terminó en la Sala Plena del Consejo de Estado, quién decidirá si Mockus pierde o no su investidura.

Publicidad

Lo que hay hoy, entonces, es esto: la Sección Cuarta tiene en sus manos la impugnación de la tutela y la Sala Plena, el fallo de segunda instancia de la pérdida de investidura. Lo complicado del asunto es que la ponencia para el fallo de pérdida de investidura, es decir, de muerte política de Mockus, es afirmativa.

Y esta sí que es una mala noticia: mientras siguen tranquilos en sus curules parlamentarios sobre los cuales hay muchas dudas, uno de los pocos senadores sobre los cuales no hay ninguna duda está a punto de perder su curul… Mundo al revés.