Ninguno de los tres candidatos que aspiran a ocupar el cargo de fiscal general de la nación obtuvo los 16 votos que se requieren para que sea elegido, situación que se complica porque justamente ese es el número de magistrados que hoy conforman la sala, es decir, que cualquier decisión debe ser por unanimidad.

Después de varias votaciones, el que obtuvo el mayor número de votos fue el consejero presidencial para los derechos humanos, Francisco Barbosa, con un total de 10 votos, muy lejos de los 16 que necesita. Después le siguió la secretaria jurídica de la Casa de Nariño, Clara María González, quien obtuvo ocho votos; solo la mitad de los necesarios. Por último, el director de la Agencia Nacional de Defensa Jurídica del Estado, Camilo Gómez, quien obtuvo solo tres votos; fatal.

La Sala Plena se reunirá nuevamente el próximo viernes, 13 de diciembre, para intentar elegir al nuevo fiscal general.

La Corte ya parece estar cantando la célebre canción de Sabina: «Y nos dieron las diez y las once, las doce y la una, y las dos, y las tres». Ave María. Hasta mañana, que descansen… Y las cuatro y las cinco y las seis…. «y no hallé quien de ti me dijera ni media palabra, parecía como si me quisiera gastar el destino una broma macabra».