Una luz de esperanza se prende en la Corte Suprema de Justicia, para destrabarla.

El compromiso de la Corte, o mejor dicho, su obligación de elegir a un fiscal en propiedad para superar la interinidad podría unirlos a todos para no solo nombrar al jefe del ente investigador, sino para recomponer la Sala Plena.

Mañana jueves serán escuchados los candidatos a fiscal general y el próximo martes votarán para elegirlo, aunque primero intentarán nombrar a los siete magistrados que les hacen falta. Algunos aseguran que como ya tienen en su poder todas las listas para elegir a los reemplazos de quienes terminaron su periodo, este proceso va a ser mucho más fácil.

Nada menos se espera de una Corte que es el máximo tribunal de la justicia en el país. Y la justicia no comienza en su casa.