En su libro «Hembrujas», nuestra compañera incluyó sorprendentes revelaciones. Por ejemplo, la exministra y actual vicepresidenta, Marta Lucía Ramírez, cuenta que se arrepiente de no haber exigido seguridad para su hija.

«Fueron unos días de mucha tristeza, dejé que ella se fuera, he debido exigir y si no lo hacían he debido retirarme del Mindefensa».

Y en su relato, la formidable actriz Margarita Rosa de Francisco cuenta una anécdota muy reveladora sobre el ambiente tóxico-sexista en el mundo de la televisión y el cine.

«Tenía un director en España que me trataba muy mal».

«Hembrujas», como se titula el libro de Claudia, incluye, como ella misma dice, muchas voces de una lucha en la que faltan hombres… ¡y tiene toda la razón!