La Cámara aprobó hoy en último debate la ley de historia clínica electrónica. La iniciativa, liderada por el senador Carlos Fernando Motoa y el representante Juan Fernando Reyes Kuri busca que el sistema de salud avance en su modernización. Con la iniciativa, las 748 instituciones de salud podrán contar con una herramienta sistematizada que permitirá que un paciente pueda ser atendido en San Andrés o Pasto y su historia clínica, que está en un hospital en Bogotá, pueda ser consultada por los médicos, sin el riesgo de incurrir en alguna contraindicación.

Y a Dios lo que es de Dios: el Ministerio de Salud ya está practicando ese sistema. Ojalá la ley impulse el método.