Condenada Ecopetrol por el daño que se le causó al propietario de 95 toros de lidia. Los toros murieron debido a la contaminación de las aguas y la tierra donde pastaban, en la finca de su propiedad, ubicada en Turbaco (Bolívar). Un estudio de funcionarios agropecuarios concluyó que en el predio se encontraron aguas estancadas, con presencia de una sustancia viscosa, debido a la filtración de hidrocarburos causada por problemas de escape en una tubería de Ecopetrol.

Por estos hechos, el Tribunal Administrativo de Bolívar condenó a la empresa a pagar cerca de quinientos millones de pesos a los afectados, decisión que no le gustó a Ecopetrol y le pidió al Consejo de Estado que la revisara, pero perdió la batalla: el alto tribunal confirmó en el fallo y, además, la condenó a pagar los gastos de todo el proceso.

Como quien dice: ¡tenga pa’ que se entretenga!