El Gobierno venderá 320 kilos de oro que pertenecían a las Farc y a organizaciones criminales dedicadas a la minería ilegal.

La Sociedad de Activos Especiales (SAE) adelantará una subasta con la que espera recaudar $ 36.000 millones, que serán destinados para la reparación de víctimas del conflicto y para el fortalecimiento del sector justicia.

Doscientos cincuenta kilos del oro fueron entregados por las Farc, mientras que los 70 kilos restantes fueron decomisados con fines de extinción de dominio a las redes de tráfico del mineral. La Agencia Nacional de Minería le recomendó a la SAE que fundiera el oro antes de la subasta, para que obtuviera un mayor grado de pureza, dado que parte del material fue obtenido mediante minería ilegal.

La subasta se realizará en el primer semestre del año.