Por concurso, más de 806 personas se ganaron un puesto en la Secretaría de Hacienda de Bogotá. La convocatoria se hizo en el 2015 y desde entonces están esperando que los posesionen.

Algunos concursantes que no pasaron las pruebas y quienes ocupan los cargos provisionales demandaron el proceso ante el Consejo de Estado para torpedear la posesión que se suspendió en junio de 2017, pero resulta que el pasado 7 de marzo se levantó la medida cautelar y se dio vía libre a los nombramientos. Han pasado tres largos meses, tres, y quienes ganaron siguen esperando sus nombramientos.

Tres preguntas: una, ¿qué pasará? Dos, ¿a quién favorece la demora? Tres, ¿cuánto tiempo más tendrán que esperar?