Quizá uno de los sectores que hasta el momento nadie ha mencionado en medio de la difícil situación económica generada por el coronavirus es el de las rutas escolares: son 135.000 vehículos a nivel nacional, de los cuales 36.000 operan en Bogotá. De allí derivan su sustento cerca de ciento ochenta mil personas que reciben un ingreso promedio de un millón de pesos.

Por medio del representante José Daniel López y del concejal Rolando González, enviaron esta carta al secretario privado de la Presidencia, Diego Molano, en la que piden ser incluidos en los planes de ayuda del Gobierno, con líneas de crédito especiales y la congelación de las pólizas de seguros durante el periodo que dure la emergencia por el coronavirus.

Este sector, tan necesario dentro de la educación de jóvenes y niños, espera una pronta respuesta.