La construcción del pozo petrolero Plato 1, en Nueva Granada (Magdalena), fue adjudicada por la Agencia Nacional de Hidrocarburos (ANH) a la multinacional Thx Energy en el año 2013.

El proyecto fue catalogado en su momento como el pozo con el petróleo más profundo del país. Lamentablemente, el famoso proyecto terminó convertido en un ejemplo de lo que no debe hacerse: millonarios sobrecostos, fallas en la perforación y, en general, problemas con el contrato produjeron pérdidas por $ 19.240 millones, suma por la cual ahora tiene que responder la multinacional.

El asunto es que la Contraloría General acaba de proferir un fallo de responsabilidad fiscal contra la petrolera Thx Energy por esos $ 19.240 millones. Aunque la compañía está en liquidación, la Contraloría considera que no hay certeza de esa liquidación y por lo tanto está buscando los bienes que Thx Energy tiene en Colombia para usarlos en el pago de la millonaria sanción.