El aumento de la velocidad en los contagios de COVID-19 y el impacto que tiene en la reactivación de la economía tienen muy preocupados a los cacaos empresariales reunidos en el Consejo Gremial.

Mañana, en una reunión con el ministro de Salud, Fernando Ruiz, el Consejo Gremial le pedirá al Gobierno que autorice a la empresa privada para adquirir vacunas contra la COVID-19 y empezar su aplicación entre los trabajadores de varios sectores considerados esenciales para la generación de empleo y la reactivación. Esto se haría paralelamente con el plan del Gobierno para vacunar a la población vulnerable y al personal de la salud.

Publicidad

Los gremios empresariales están convencidos que esta fórmula agilizaría no solo la vacunación, sino que también permitiría reactivar más rápidamente algunos sectores y de paso aliviará los costos de incapacidades y ausencias laborales.

El problema es bien complicado porque el Gobierno tiene el propósito de comprar, pero no ha comprado, simplemente porque no hay.