La nueva Comisión Nacional de Disciplina Judicial produjo hoy su primera sanción.

Con ponencia del magistrado Julio Andrés Sampedro se ordenó la destitución e inhabilidad durante diez años del juez de penas y medidas de seguridad de Florencia (Caquetá), Óscar Enrique Aguirre, por haberle concedido la detención domiciliaria a un narco, a sabiendas de que se trata de un beneficio prohibido para los condenados por narcotráfico.

Los siete magistrados de la nueva comisión vienen sesionando de manera presencial en el Palacio de Justicia.

Publicidad