La junta directiva del Fondo Nacional de Garantías crea una nueva línea de crédito exclusivamente para las pequeñas empresas. La decisión fue avalada por el Ministerio de Hacienda para atender el continuo llamado de auxilio de los pequeños empresarios. Esta línea de crédito tendrá recursos por un billón de pesos para ayudar a solventar problemas de liquidez y evitar la quiebra de miles de empresas cuyos ingresos bajaron hasta en un 90 % por los efectos del coronavirus. Con la inyección de recursos, las mipymes podrán asumir costos de nómina, arriendos y servicios públicos.

Los plazos para los pagos de estos créditos serán hasta de cinco años.