Cuando el Concejo discutía el cupo de endeudamiento más grande en toda la historia de Bogotá, el presidente del Polo y concejal Álvaro Argote activó su cámara y desde la comodidad de su cama emitió el voto.

¿No lo creen? Ver para creer…

¿Creyeron? ¡Yo todavía me resisto! Y para rematar, hoy como que le cogió la noche y no alcanzó a organizarse antes de participar de la sesión virtual de esta mañana. Juzguen ustedes.

Y una sola cosa les digo: no eran ni las siete, ni las ocho, ni las nueve.