En la historia de Colombia, tal vez jamás los partidos de izquierda o de centro izquierda han logrado unirse bajo una sola bandera.

Y es que la esencia misma de la izquierda parecería contradecir el espíritu de acuerdos, que requieren disciplina, acatamiento, sometimiento. No lo lograron ni Bolívar y Santander.

Pero, bueno, otra vez se vuelve a intentar. Esta vez, bajo la batuta del senador Gustavo Petro, siete partidos y movimientos de izquierda sellaron una alianza para llevar listas únicas al Congreso de la República. Los dirigentes de Colombia Humana, el Polo, la Unión Patriótica, el Partido Comunista, el Movimiento Alternativo Indígena y Social (MAIS), el Partido del Trabajo de Colombia y los movimientos Unidad Democrática y Todos Somos Colombia bautizaron su unión como «El pacto histórico por el cambio», con el cual buscan elegir mínimo a 55 senadores y a 86 representantes. Según el senador Petro, las listas a Senado y Cámara tendrán número igual de mujeres y de hombres, y son el primer paso para consolidar una gran alianza para las elecciones presidenciales.

Publicidad

Digamos que, en la opinión pública, un sector observa esa unión con simpatía y otro sector, ¡con terror!