Una hija del fallecido capo del narcotráfico Pablo Escobar tiene un pleito con la DIAN por discrepancias en impuestos.

Manuela Escobar Henao, quien cambió su nombre en Argentina por el de Juana Manuela Marroquín Santos, ha perdido en dos instancias una demanda con la que pretende tumbar una sanción que le impuso la DIAN. Esa sanción le ordena pagar aproximadamente $ 170 millones por concepto de impuesto al patrimonio y una penalidad por mora. La DIAN le cobra $ 64 millones por el impuesto al patrimonio del año 2008 y una sanción por no declarar de $ 103 millones.

En las cuentas del Estado, a la señora Marroquín le aparecía un patrimonio superior a tres mil millones de pesos. Los abogados de Marroquín alegan que ella no posee esos bienes, pues todos fueron sometidos a extinción de dominio. Aseguran que todo el pleito se originó porque un contador que contrató su tía hizo una declaración de renta «errónea», en el año 2006, donde certificó que a nombre de ella existían bienes por $ 5400 millones.

 

Lea además: Recompensa de $50 millones por implicados en crimen del patrullero Sabogal en Bogotá

 

«No podemos olvidar que todos los bienes que fueron puestos a nombre de Manuela Escobar Henao cuando tenía 3 años de edad […] fueron objeto de extinciones de dominios en los años 1998, 2002, 2003 y por lo tanto no hay presupuestos para ocasionar dicho tributo en cabeza de la demandante», dicen los abogados de Marroquín. La joven se defiende advirtiendo que a la edad de 3 años no tenía discernimiento suficiente para dar un consentimiento sobre los bienes que heredó de su padre.

Ya el Consejo de Estado confirmó que la señora Marroquín, quien reside en Buenos Aires (Argentina) debe pagarle a la DIAN, pero acaba de ser admitido un recurso en el Consejo de Estado que pretende tumbar esas decisiones.