Polémica licitación en la Secretaría de Movilidad. No se trata de nueva señalización, ni más semáforos, ni agentes de tránsito o elementos de seguridad vial. Es un contrato por $ 1000 millones para comprar mesas de pimpón, futbolines, juegos de mesa, entre otros mobiliarios para los funcionarios de la entidad.

 

Le puede interesar: Ángel, Riveros y Lasso: la terna para reemplazar al magistrado Alberto Rojas

 

Cuando la gente está sin empleo, cuando muchos no tienen para comer, la secretaría sorprende con semejante contrato. Según los pliegos, las mesas de pimpón y el futbolín cuestan más de dos millones de pesos cada una. El concejal Andrés Forero denunció e hizo pública la licitación. Pidió, con toda la razón, reconsiderar un gasto que a todas luces parece innecesario, exagerado e inoportuno.