Aunque a la administración de Claudia López se le aprobó el cupo de endeudamiento más grande de la historia de Bogotá, por $ 10,7 billones, solo ha ejecutado el 3,6 %.

La cifra se conoció durante un debate de control político en el Concejo de Bogotá citado por el Partido Verde, partido de la mandataria. En el Concejo no se explican por qué no se ha usado el cupo de endeudamiento, cuando Bogotá vive la mayor crisis económica de su historia producto de la pandemia y el paro, y necesita con urgencia recursos para reactivarse.

Publicidad

 

Vea también: ¿Qué dejó la histórica cumbre entre Joe Biden y Vladimir Putin?

 

Los concejales Lucía Bastidas, Martín Rivera y Marco Acosta le jalaron las orejas a la administración, que prometió generar 500.000 empleos con los billonarios recursos que le aprobaron y que están quietos. El secretario de Hacienda, Juan Mauricio Ramírez, les salió al paso a las críticas y aseguró que Bogotá ha usado $ 800.000 millones de cupo y que no han salido a buscar créditos porque la capital tiene suficiente liquidez.

La pregunta obvia es: si hay liquidez y plata en caja, ¿entonces para qué solicitar el cupo de endeudamiento más grande de la historia?