Alberto Rojas, el presidente de la Corte Constitucional, está pasando por una mala hora. Primero, en su rueda de prensa sobre el decreto ley de sesiones virtuales, no supo explicar bien y creó una confusión nacional de padre y muy señor mío; ha debido, como lo sugirieron después varios magistrados, leer el comunicado y luego sí explicarlo.

Y hoy, Daniel Coronell, en diálogo con Julio Sánchez en La W, reveló, a propósito de su denuncia sobre el caso de un intento de soborno del senador del atlántico Eduardo Pulgar a un juez de Usiacurí, otro enredo con el magistrado Rojas.

Dijo Daniel que «una tutela que ya había sido rechazada fue objeto de un recurso de insistencia presentado por el actual presidente de la Corte Constitucional, el doctor Alberto Rojas Ríos. Curiosamente, el que representa la contraparte interesada en que se revisara esa tutela es el exmagistrado Alfredo Escobar Araújo, si ustedes recuerdan, el de los botines de Giorgio Sale. El exmagistrado Escobar Araújo tuvo durante mucho tiempo a su hijo, Hugo Escobar Fernández de Castro, como magistrado auxiliar de Alberto Rojas Ríos».

Y Daniel anunció una explosiva columna el fin de semana sobre el tema, en el portal de Los Danieles.