La procuradora, Margarita Cabello, rechaza por improcedente una recusación contra el contralor general, Carlos Felipe Córdoba.

Esa acción había provocado que se paralizara la revisión, en segunda instancia, del fallo que multó, con $ 4,3 billones, a algunos de los responsables del proyecto Hidroituango.

 

Conozca más: (Video) Atracan en el norte de Barranquilla al futbolista Fabián Sambueza

 

La recusación rechazada fue presentada por la exsecretaria de Planeación de Antioquia, María Eugenia Ramos, una de las sancionadas por el fallo fiscal de primera instancia en el que también figuran los exgobernadores Sergio Fajardo y Luis Alfredo Ramos, entre otros. Aunque la recusación que rechazó la procuradora reactiva los términos para que la Contraloría profiera un fallo de segunda instancia, los mismos términos quedaron suspendidos nuevamente, esta vez, por una nueva recusación radicada hoy por el precandidato presidencial Sergio Fajardo.

Mientras se resuelve la recusación, se retrasa el fallo de segunda instancia que tiene en vilo el futuro político de Fajardo por la incertidumbre frente al fallo de la Fiscalía, que lo acusa de irregularidades por un crédito que contrató en dólares, sin tener en cuenta la volatilidad de la moneda extranjera.