La Procuraduría le solicitó a la Fiscalía investigar a un funcionario de la entidad. Se trata de Alejandro Emilio Pérez, por presuntamente usurpar funciones de la Procuraduría Delegada para la Vigilancia Administrativa, sin ser designado por la procuradora, Margarita Cabello. El lío estalló por una decisión que tomó el funcionario, al parecer, sin tener competencia: se trata de la apertura de un proceso disciplinario a tres funcionarios del Gobierno, incluido el consejero para la transformación digital, Manuel Muñoz, por presuntamente hostigar en redes sociales a los senadores Gustavo Bolívar y Antonio Sanguino.

Fuentes de la Procuraduría explicaron a esta sección que Alejandro Pérez, quien fue encargado por el exprocurador Fernando Carrillo, adoptó dicha determinación el 22 de enero, pese a que para esa fecha la procuradora, Margarita Cabello, ya había designado a Sonia Téllez como delegada para la vigilancia administrativa.

Adicional a la solicitud de investigación a la Fiscalía, la Procuraduría inició una indagación interna por este caso.