La propuesta del Centro Democrático de una constituyente para reformar la justicia nació muerta y hoy fue su funeral.

La propuesta, calificada como apresurada, no meditada, ni menos investigada, formulada por la senadora Paloma Valencia, no solo está fallecida, sino que hoy se realizaron sus exequias.

En el Congreso, todos los partidos, excepto el propio Centro Democrático, la rechazaron.

Y para rematar, Horacio Serpa, excopresidente de la última constituyente, la de 1991, reapareció y la sepultó.

Dadle señor el descanso eterno.