¿Recuerdan la jugadita del senador Ernesto Macías cuando se instalaba el Congreso? ¡Eso le pasó por no cerrar el micrófono! Pues lo que ocurrió hoy en la Comisión Séptima del Senado sí que fue la tapa de la olla.

Miren lo que le pasó al presidente de la comisión, Fabián Castillo, de Cambio Radical, quien insistía en votar proyectos de ley contra la voluntad de varios de sus colegas que consideran que hacerlo de manera virtual es inconstitucional. Quien más argumentos en contra presentaba para que se aclaren las reglas de juego de si se puede o no votar virtualmente era el senador, también de Cambio Radical, Carlos Fernando Motoa. ¡Y ahí fue!

(entra video con el madrazo y la cara de sorpresa de los senadores y el reclamo de Motoa por el irrespeto de su colega)

Sus colegas de comisión le dijeron que había dejado el micrófono abierto y ante la evidente molestia de Motoa por el madrazo recibido, el senador Fabián Castillo ofreció disculpas. Lo cierto es que Fabián Castillo y Carlos Fernando Motoa tienen viejas rencillas que ahora van a tardar en ser curadas.

Tranquilos, ¡jamás digo ni diré una palabra que no pueda ser escuchada! ¡Y todos mis amigos lo saben!