Ha comenzado a tomar alguna fuerza el nombre de Marta Lucía Ramírez como candidata presidencial.

Luego de la confirmación que hizo la vicepresidenta, Marta Lucía Ramírez, en el diario El Tiempo, en el sentido de que estudia su retiro del cargo para lanzar su candidatura presidencial, muchos, dentro y fuera del Gobierno, dan como un hecho que renunciará en abril para no inhabilitarse. Ella insiste en que no ha tomado la decisión, pero dirigentes políticos aseguran que se irá, mucho más al conocerse hoy una encuesta donde aparece relativamente bien, a pesar de no estar en actividad electoral.

Por ello, tanto el conservatismo como el Centro Democrático comienzan a reclamar para sí la vicepresidencia. El debate es a qué partido le corresponde. La Ley 5 de 1992 señala que solo pueden postularse para la vicepresidencia «candidatos del mismo partido o movimiento al que pertenecía el vicepresidente reemplazado». Marta Lucía, en la campaña de 2018, encabezó un movimiento llamado «Por una Colombia honesta y fuerte»; en otras palabras, ella no representaba ni al Partido Conservador ni al Centro Democrático y la ley dice que ese candidato tendrá que ser del movimiento «Colombia honesta y fuerte». Pregunta: ¿quiénes más eran miembros? ¡Complicado el asunto!

Publicidad