El Centro Democrático, dividido entre duros y blandos, y el expresidente Uribe no oculta su molestia.

El Centro Democrático parece sumido en una profunda división entre duquistas y antiduquistas. Hay un sector radical, encabezado por María Fernanda Cabal y Paloma Valencia, que no quiere que el uribismo haga coalición con nadie. La posición radical de ese grupo es la de «tierra arrasada»; como quien dice: «Todo o nada». Piensan que el uribismo no gobernó con Duque, a quien consideran «tibio».

Hay otro sector, encabezado por senadores como Fernando Nicolás Araújo y Ernesto Macías, que apoya irrestrictamente a Duque y que cree que el partido debe hacer coalición con otros grupos de derecha para tener opción de triunfo.

Lea además: (Video) Las sentidas palabras de la jueza durante audiencia de Jhonier Leal

Este escenario de críticas, de antipatías, de ataques y contrataques, y de zancadillas, está afectando la imagen política del presidente Duque y todo parece indicar que hay un sector empeñado en criticar a Duque y a su gobierno, y esto tiene agobiado al expresidente Álvaro Uribe. Está pensando en apoyar un candidato de afuera de su colectividad, un outsider, como dicen los politólogos gringos.

Hasta hace unas semanas, los dos candidatos que se mencionaban como del corazón de Uribe eran Federico Gutiérrez y Álex Char, pero las declaraciones de Char en contra de la llegada del candidato Óscar Iván Zuluaga a la coalición del Equipo por Colombia molestaron a Uribe. El expresidente miró entonces a las toldas de Federico Gutiérrez, pero encontró que Federico no aparece marcando bien en ninguna encuesta y no le ve gran fuerza electoral.

Conozca más: Preocupante descuido frente al COVID-19 en transporte masivo

A Uribe le incomodan ahora los problemas y enfrentamientos que ha generado la candidatura de Óscar Iván, candidatura dentro del uribismo. En los últimos días, congresistas muy cercanos a Uribe le han escuchado buenos comentarios sobre el ingeniero Rodolfo Hernández; parecería inclinado a buscar coalición con el exalcalde de Bucaramanga. «El partido no puede descartar una opción como esa», ha comentado Uribe en privado. Aunque algunos dirigentes le han comentado a Uribe que Hernández es una persona con actitudes impredecibles, el exmandatario insiste en hacer buenos comentarios sobre él.

Uribistas muy cercanos al exmandatario dicen que Uribe hace este pronóstico: la segunda vuelta va a ser entre Gustavo Petro y Rodolfo Hernández. Quienes hablan de política, a veces aciertan y a veces no.