La Asociación Dental Americana reveló un preocupante reporte por parte de muchos de sus dentistas sobre un fenómeno que está causando preocupación: hay una epidemia de dientes rotos.

¿Cuál es la causa? ¡La pandemia de COVID-19! Resulta que adicional al estrés que experimenta la sociedad en el contexto actual de la pandemia está surgiendo un problema grave en los hogares: desde cuando comenzó la emergencia mundial por el coronavirus, un número sin precedentes de personas comenzaron a trabajar desde su casa, muchos de ellos en cualquier lugar donde pudieran improvisar una estación de trabajo: en el sofá, en el comedor o en una esquina de la barra de la cocina.

Las incómodas posiciones corporales que se producen durante horas pueden hacer que se encorven los hombros hacia adelante y esto termina curvando la columna vertebral en algo parecido a una «c».

¿Se preguntan qué tiene que ver la columna con los dientes? La respuesta es esta: los nervios del cuello y los músculos de los hombros conducen a una articulación que conecta la mandíbula con el cráneo y una mala postura durante el día termina se traduciendo en un grave problema de rechinamiento de los dientes mientras dormimos; este rechinamiento los desgasta y los fractura.

Los expertos recomiendan hacer ejercicios de relajación antes de dormir y, si es posible, usar un protector bucal.