La delimitación del páramo de Santurbán, entre Santander y Norte de Santander, ha sido un proceso lleno de tropiezos desde el año 2014; están en juego el futuro de esa área protegida, al igual que las licencias mineras ya otorgadas.

De hecho, el Tribunal Administrativo de Santander negó una tutela de las comunidades de los treinta municipios que constituyen el área de influencia de Santurbán y en la que solicitaban la suspensión del trámite de delimitación alegando falta de garantías por unas audiencias que se hicieron virtualmente cuando ellos no tienen internet.

Conzoca más: La Fiscalía pedirá este martes archivar la investigación contra Álvaro Uribe

La Corte considera este tema de especial importancia, bajo el entendido que no se ha hecho ni dicho todo acerca de las audiencias virtuales convocadas con los habitantes de las zonas apartadas que carecen de conectividad.

Mejor dicho, el proceso de delimitación del páramo de Santurbán quedó en manos de la Corte Constitucional.