El llamado «Acuerdo de punto final» fue presentado como la gran solución a la crisis de recursos de los hospitales.

La Asociación de Clínicas y Hospitales de Colombia le envió hoy una carta al presidente de la República, Iván Duque, implorándole que intervenga personalmente y les haga cumplir a las EPS el llamado «Acuerdo de punto final».

Como se recordará, las EPS tienen una billonaria deuda con las clínicas y los hospitales por servicios prestados por fuera del plan de beneficios.

Estas entidades, a su vez, habían planteado que la deuda no se podía saldar hasta que el Gobierno reconociera alrededor de cuatro billones de pesos en recobros por tratamientos y medicamentos.

Los mecanismos para estos pagos ya están establecidos, pero las EPS solo han reclamado el 5,6 % de lo que supuestamente les debe el Gobierno.

Y mientras tanto, los hospitales siguen en crisis, sin facturar, porque la pandemia espantó a los usuarios y con un hueco que, según el gremio hospitalario, ya ronda los doce billones de pesos.

El «Acuerdo de punto final» ¡suponía que las EPS lo cumplieran! ¡Ave María!