Para los estadounidenses, la victoria clara y contundente en el debate de anoche entre el presidente Trump y el demócrata Joe Biden no fue para ninguno de los dos.

La gran ganadora fue Kristen Welker, corresponsal de la cadena NBC en la Casa Blanca, y presentadora del programa Today Show de los fines de semana.

Welker, nacida en Filadelfia hace 44 años, es la primera periodista afroamericana que modera un debate de este nivel en 28 años y su gestión fue tan eficiente que recibió más elogios que los candidatos.

«Un trabajo estelar», tuiteó el corresponsal de CNN en Washington, Jake Tapper.

«Gracias a usted, el pueblo estadounidense ganó tras este debate», dijo Weijia Jiang, editora política de CBS.

Incluso, el propio Trump, quien la había criticado ferozmente antes del debate, reconoció el excelente papel de la moderadora.

Publicidad

«Siento mucho respeto por el modo en que está manejando esto, debo decir».

Al margen del éxito de la moderadora, todos los medios reconocieron que Biden estuvo mejor que Trump.