El director del DANE, Juan Daniel Oviedo, puso sobre la mesa un tema del que poco se habla, pero que merece discutirse: la desigualdad laboral entre hombres y mujeres que existe en el país.

Reveló, por ejemplo, que las mujeres que tienen un empleo trabajan en promedio dos horas más que los hombres: mientras la jornada laboral de una mujer es de 14 horas y 49 minutos al día, la de los hombres es de 12 horas y 49 minutos.

Pero lo más preocupante, según el DANE, es que al medir la economía del cuidado, como se conoce a las labores del hogar, la diferencia aumenta: ahí, las mujeres trabajan cuatro horas diarias más porque tienen a su cargo las tareas de la casa.

La conclusión del DANE es que esta sociedad está en mora de reconocer el trabajo doméstico no remunerado que realizan las mujeres y que hoy no tienen ningún tipo de reconocimiento económico.

En mi caso, yo comienzo el día a las seis de la mañana, a esa hora se inicia mi trabajo en casa, y me incorporo al noticiero a las seis de la tarde, y aquí estoy hasta casi las once de la noche… Gerente, gerente…