Cuando alguien llega a un alto cargo, hace una de tres: uno, perfecciona lo que encuentra y sigue la obra; dos, desconoce lo que hay y comienza nueva obra, o lo que es peor, destruye lo que hizo su antecesor. Sin embargo, se debe reconocer que hay excepciones. Es el caso del registrador nacional, Alexánder Vega; da ejemplo con las buenas relaciones que mantiene con su antecesor, Juan Carlos Galindo.

 

Le puede interesar: El niño afgano de la camiseta de plástico de Leo Messi envió angustioso mensaje por temor a los talibanes

 

El propio registrador Vega acompañó y atendió personalmente a su antecesor, Juan Carlos Galindo, en todo el trámite de expedición y entrega de su nueva cédula digital. Incluso, Vega reconoció y agradeció los avances que se hicieron durante la administración del registrador Galindo para que Colombia tuviera uno de los documentos de identidad más modernos que existen en el mundo.

Buen ejemplo: ni retrovisor ¡ni críticas!