De la crisis económica por la COVID-19 parece no salvarse nadie. Miren lo que contó hoy el exitoso cantante colombiano Carlos Vives en un foro virtual del Banco Interamericano de Desarrollo: Vives se declaró como uno de los pequeños y medianos empresarios afectados seriamente por la parálisis de la economía. Después de décadas de liderar un próspero negocio de música, cultura, teatro y gastronomía, que facturaba $ 1700 millones mensuales, su empresa actualmente registra ingresos de $ 30 millones al mes. Antes de la pandemia, contaba con cientos de empleados; hoy, solo tiene 42. Dijo que para llegar a final de año y cumplir con sus compromisos requeriría de $ 3500 millones; sin embargo, con el carisma que le caracteriza, Carlos Vives dijo que no se da por vencido y que su negocio se está reinventando. ¡Ya está trabajando con una plataforma tecnológica para seguir adelante con su escuela de música!