El juzgado 31 civil del circuito negó una tutela a Roberto Prieto Uribe, gerente de la campaña electoral de Juan Manuel Santos 2014, con la que buscaba dejar sin efectos una investigación de la Procuraduría.

Este organismo lo investigó por presuntas irregularidades en registros de cuentas y manejo de recursos públicos.

Como bien se sabe, administran recursos públicos aquellos particulares que recaudan, custodian, liquidan o disponen el uso de rentas parafiscales, de rentas que forman parte del presupuesto de las entidades públicas o que estas últimas han destinado para su utilización con fines específicos.

Dijo el juzgado que en este aspecto no se observa ningún yerro en la investigación disciplinaria adelantada en contra de Prieto. Y consideró que, de acuerdo con la norma en referencia, son sujetos disciplinables, los particulares que administran recursos públicos, como en este caso, en que se abrió la investigación en contra de Prieto, con sustento en que bajo la calidad de gerente de una campaña presidencial pudo haber incurrido en irregularidades «[…] en relación con el proceso de entrega, rendición y fe sobre las cuentas entregadas a la organización electoral, así como en el manejo de los recursos públicos que recibieron dichas campañas de las autoridades electorales».

La tutela de Prieto fue, pues negada, y la condena sigue vigente.